En un tiempo en el que la práctica de la «maternidad subrogada» lamentablemente se extiende cada vez más en Rumanía, el país debate ahora un proyecto de ley sobre reproducción humana. Se trata de una buena oportunidad para detener, por vía legal, la deriva deshumanizadora de los «vientres de alquiler», una práctica en la que la mujer es reducida a la condición de «factoría productiva» y los niños son tratados como un objeto más del tráfico comercial.

Esta campaña en favor de la dignidad de la mujer y los derechos de los niños  está siendo impulsada en Rumanía, entre otros, por la entidad aliada de Profesionales por la Ética Pro Vita Bucuresti.Se trata de una dinámica asociación creada en 1994 cuya misión es promover los valores de la vida, la familia y la vocación a la paternidad / maternidad, así como el derecho a la vida de todos los seres humanos desde la concepción hasta la muerte natural. Desde la creencia de que la vida es sagrada e inviolable, Pro-Vita se opone a cualquier acto que impida, afecte o detenga el curso de la vida en todas sus fases: inicial (aborto), adulta (crimen, suicidio, pena de muerte), o final (eutanasia y suicidio asistido).

Una de las iniciativas lanzadas por Pro Vita Bucuresti para denunciar los vientres de alquiler es la difusión de la versión en rumano del informe de Profesionales por la Ética «Vientres de Alquiler. Maternidad subrogada, una nueva forma de explotación de la mujer y de tráfico de personas». De igual modo está promoviendo la recogida de firmas en apoyo de las diferentes propuestas internacionales para la abolición universal de los vientres de alquiler. Para una información más completa sobre la campaña de Pro Vita Bucaresti y la descarga del informe en rumano puede accederse a la página Mama Purtatoare en el enlace http://mama-purtatoare.ro/

Por su parte, Profesionales por la Ética y la plataforma global Women of the World están dando también estas semanas un nuevo impulso a la Declaración Internacional de Expertos por la abolición universal de la gestación por sustitución. El apoyo a dicha Declaración está disponible también en inglés y en francés.

En los próximos días Profesionales por la Ética hará entrega de la mencionada Declaración al Comité de Asuntos Legales de la Cámara de Diputados de Rumanía con el apoyo de un buen número de ONGs de todo el mundo.