La semana que ahora se cierra nos deja el inesperado golpe de la pérdida, la noche del pasado lunes 5 de febrero, de Alfonso Coronel de Palma, amigo y benefactor de Profesionales por la Ética desde prácticamente los primeros años de andadura de nuestra asociación.

Fue, en efecto, la magnanimidad una de sus muchas virtudes, que expresaba prestando aliento y ayuda, con el entusiamo y el cariño personal que este hombre bueno daba a todo y a todos, a cualquier propuesta de servicio al bien común desde la visión cristiana de la persona, el ideal que fue seña de identidad de Coronel de Palma a lo largo de toda su vida.

De esta generosidad, extendida también a Profesionales por la Ética y sus iniciativas, hizo verdadero alarde en su etapa de Presidente de la ACdP y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, en la que consiguió hacer de sus obras la “casa de todos”. Los Congresos de Católicos y Vida Pública, que él inició, fueron un buen ejemplo. Esa misma apertura hacia todo lo bueno, tan rara hoy, la prolongó después en el periodo en el que ocupó la Presidencia de la COPE.

En el acto de homenaje a Tomás Moro

Muchos fueron los apoyos que recibimos de él, pero valga como simple muestra el recuerdo aquí de su protagonismo en un hito que resultó clave en nuestra historia y al que pertenece la foto que encabeza estas líneas: el gran acto de homenaje a Tomás Moro, que celebramos con muchísimo éxito en Madrid el 22 de febrero de 2001.

Alfonso Coronel de Palma, entonces Presidente de la ACdP y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, encendió en esa ocasión a quienes abarrotaban los salones de un hotel madrileño con una magnífica intervención sobre el Canciller inglés y la vocación a la política. Para ello revivió los mensajes de Juan Pablo II en los actos del Jubileo de los Políticos del 2000, en el que el pontifice había proclamado a Santo Tomás Moro como Patrono de los políticos y los gobernantes.

Desde aquí queremos expresar nuestra más sincera condolencia a Mercedes de la Mata, viuda de Alfonso Coronel de Palma, a sus seis hijos y a todos cuantos recibieron el regalo de la amistad de este hombre ejemplar que en todo momento quiso que Dios fuera el centro de su vida. Descanse en Paz.

Semblanzas de Alfonso Coronel de Palma:

“Alfonso Coronel de Palma siempre fue un gran señor”, por Jenaro González del Yerro (Actuall, 06/02/2018).

“Ha muerto un caballero cristiano: Alfonso Coronel de Palma”, por Álex del Rosal (ReL, 06/02/2018).

“Por qué, Señor, te llevas a los mejores”, por Manuel Mª Brú (AyO, 06/02/2018).

“Alfonso Coronel de Palma, un católico español ejemplar”, por Carlos Mayor Oreja (ABC, 07/02/2018).

“Alfonso Coronel de Palma”, por José Francisco Serrano (Religión Confidencial, 07/02/2018).