Al igual que está ocurriendo en España, en Rumanía los intentos de imponer la ideología de género y la desnaturalización del matrimonio están siendo acompañados de una frontal agresión a las libertades de pensamiento y expresión de quienes defienden la realidad biológica y la familia natural.

En concreto, esta realidad puede constatarse en los gravísimos ataques y difamaciones que vienen sufriendo los impulsores de la Coalitia pentru Familie (Coalición por la Familia), promotora de la celebración del un referéndum en Rumanía para la definición constitucional del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer.

Por este motivo, la sociedad civil rumana ha organizado la plataforma cívica por los derechos y libertades ÎMPREUNĂ (“Juntos”), cuyo propósito es proteger los derechos de conciencia, opinión y expresión de todos, incluidos los que sostienen los valores en los que se funda la civilización rumana.

ÎMPREUNĂ está formada por 1.000 organizaciones, personalidades públicas e intelectuales de todo Rumanía. Se trata de la primera vez, en la historia reciente de esta nación, que una iniciativa cívica consigue una adhesión tan amplia, lo que demuestra el arraigo que en el pueblo rumano tienen los valores de su identidad social y cultural.

Apoyos internacionales a ÎMPREUNĂ

La plataforma ha sido abierta ahora a apoyos internacionales, por lo que Profesionales por la Ética, que mantiene alianzas con distintas organizaciones cívicas rumanas, ha decidido esta semana formalizar su adhesión a dicha plataforma cívica.