Amistad, cariño, solidaridad…coraje. Estas palabras pueden resumir el ambiente que se respiraba en la cena que, convocada por Profesionales por la Ética, se celebró ayer en un hotel madrileño en homenaje a Alicia V. Rubio y a su familia.

Como es sabido, la profesora Rubio, autora del libro Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres -en el que se denuncia de manera muy fundada la ideología de género-, está sufriendo una brutal campaña de acoso y discriminación por sus ideas. Varios de los actos de presentación del libro, en diferentes ciudades españolas, han sido reventados con gritos e insultos por grupos que están demostrando no aceptar la libertades de pensamiento y expresión de quienes disienten de ellos.

Recientemente también, Alicia V. Rubio ha sido objeto de escraches y presiones en el instituto en el que trabaja. Estos actos de intimidación totalitaria culminaron con su cese como Jefa de Estudios Adjunta del centro, sin otro motivo que haber defendido pacíficamente ideas diferentes a las del poder establecido.

A la cena homenaje se sumó un numeroso grupo de personas, deseosos de mostrar su apoyo y cariño a Alicia y a su familia en estos momentos difíciles para ellos.

A los postres, se dirigieron a los presentes Leonor Tamayo (Presidente de Profesionales por la Ética), Rocío Monasterio (Vicesecretaria de Acción Social de Vox) e Ignacio Arsuaga (Presidente de HazteOir.org), quienes expresaron su admiración y gratitud hacia la homenajeada por su servicio a la verdad y al futuro de los hijos de todos. Coincidieron también en subrayar el valor del testimonio de valentía y libertad que la profesora está ofreciendo a la sociedad española.

Sobre la persecución que Alicia V. Rubio está sufriendo como consecuencia de la publicación de su libro, recomendamos el reciente artículo de Hermann Tertsch “Johannes Fest en Leganés” (ABC, 06/05/2017). Puede accederse a él pinchando aquí.