El pasado día 24 de marzo culminó el sexagésimo primer período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW61) de Naciones Unidas, iniciado el anterior día 13 bajo el tema “El empoderamiento económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo”.

Por espacio de casi dos semanas, la sede de Naciones Unidas en Nueva York se ha convertido en el epicentro del encuentro mundial más importante de la Mujer para exponer problemáticas, discutir soluciones y negociar un documento conjunto adoptado por los países miembros sobre los temas que afectan directamente a las mujeres, indirectamente a la familia, y de forma colateral a la sociedad.

El acontecimiento ha reuniendo a miles de mujeres representantes de la sociedad civil organismos internacionales y gobiernos de todos los rincones del planeta. Y a esta cita no ha podido faltar una representación de la plataforma internacional Women of the World (WoW), promovida, entre otras entidades de diferentes países, por Profesionales por la Ética.

María Luisa Peña, presente en las sesiones como representante de WoW, envió desde Nueva York la crónica que reproducimos seguidamente de manera extracatada.

El primer día asistimos a un side event sobre conciliación organizado por Turquía en el que la parlamentaria Ayse Dogan afirmó que la mujer tiene un gran impacto no solo en la economía sino en la vida familiar. Por su parte, Gülser Ustaoglu, Directora General del Ministerio de Familia y Política Social mencionó que las mujeres turcas están autorizadas a trabajar seis meses a tiempo parcial con el sueldo de jornada completa tras la licencia de maternidad.  Por otra parte la DG del Ministerio de Trabajo habló sobre el “Proyecto Abuela” para apoyar económicamente a las mujeres mayores que cuidan de sus nietos.

Asimismo la representante de la OIT mencionó que medidas tales como el teletrabajo u horarios flexibles se están poniendo de moda debido al avance de la tecnología; y Randi Davis directora de PNUD dijo que la reincorporación de la mujer al mercado laboral tras una pausa profesional se debe acompañar de programas vocacionales y de capacitación.

Contra los vientres de alquiler

El paso de la tormenta Stella el martes cubrió de nieve la ciudad de Nueva York y se cancelaron todas las actividades de CSW, pero aquella no detuvo la celebración de algunos eventos paralelos como el de la coalición “Stop Surrogacy Now” contra los vientres de alquiler, dirigida por Jennifer Lahl.

Gracias a la transmisión en directo vía Facebook pudimos escuchar el testimonio de mujeres que han sido víctimas de esta explotación reproductiva, así como la intervención de expertas en la materia.

El miércoles tuvimos el gusto de participar en un evento especial de alto nivel sobre el rol clave de la familia para la protección y prevención del tráfico de personas, coordinado por Center for Family and Human Rights (C-Fam).  Lo llamativo de este evento es que se habló abiertamente de la familia natural en un espacio para más de medio millar personas, siendo todo un éxito.

Las madres crean valor, pero no son valoradas

Hungría brilló el jueves. Katalin Bogyay se considera una malabarista por ser simultáneamente embajadora, madre y esposa, y piensa que necesitamos modelos femeninos que nos motiven a lograr nuestro máximo potencial en el trabajo y la familia, por lo que formó un distinguido panel de mujeres reales como Judit Polgár campeona de ajedrez o Verónica Berti, esposa y directora de la Fundación Andrea Bocelli.

Pero la sorpresa llegó al final de la semana, pues por pura casualidad vimos en la agenda un evento paralelo que se titulaba “Las madres crean valor, pero no son valoradas” promocionado por Haro de Suecia y la Federación Europea de Mujeres Activas en la Familia… ¡coincidimos al 100% en la defensa de la identidad femenina!

Presentación del Manifiesto de Women of the World

Presenté el Manifiesto por un cambio social y productivo en términos de mujer (#WoW4Change) en dos ocasiones dentro de diferentes tipos de eventos:

Joven, Mujer, Profesional y Madre”, evento paralelo –es decir, organizado por la sociedad civil en el contexto de la CSW– patrocinado por Construye Observatorio Regional para la Mujer de América Latina y el Caribe AC. Se repartieron un centenar de copias del Manifiesto. Puedes verse la intervención completa aquí (14min): https://youtu.be/-rsG6W_7oQs

“El rol crítico de la maternidad: valorando el trabajo no remunerado en el hogar”, evento complementario –se celebra en la sede de la ONU y es organizado por un país miembro– patrocinado por Santa Lucía , UN Family Rights Caucus, Azzahrae Morrocan Women’s Forum y nuestra plataforma. Como la Declaración Women of the World no pasa de moda se me pidió leerla y repartir otras 100 copias entre el público. Se proyectó el video promocional del Manifiesto y después de presentó la Plataforma y su Declaración. Puedes verse aquí (9min): https://youtu.be/x5pt8-B2n_c

La distinción del trabajo de la mujer

De la segunda semana de sesiones de CSW61 cabe destacar como evento complementario el patrocinado por la Santa Sede sobre “La distinción del trabajo de la mujer y su empoderamiento”.

En él se desarrollaron en profundidad los principios que defendemos con ponentes de primer nivel como Mary Rice Hasson, Directora del Centro de Política Publica y Ética, con su ponencia sobre el empoderamiento de la mujer en el trabajo a la luz de su dignidad femenina; y Andrea Picciotti-Bayer, abogado, madre de diez hijos, cuya ponencia trataba de la perfección integral de la mujer en y a través de su Trabajo, en mayúsculas.

Un documento final positivo

Por último, las conclusiones acordadas en el documento final de las sesiones –se han publicado en la versión provisional– fueron bastante positivas, teniendo en cuenta que la ideología de género tiene bastante influencia en este organismo internacional desde Beijing y Cairo. Por  primera vez en mucho tiempo se ha adoptado un texto que no genera tanta ambigüedad y manipulación en el lenguaje.

De dicho documento, destacamos los siguientes puntos:

— Se subraya que una de las formas de discriminación hacia la mujer en el ámbito laboral que se debe prohibir es aquella basada en el embarazo y la maternidad; por lo que hay que tomar medidas apropiadas para lograr que la mujer a través de su ciclo vital tenga iguales oportunidades por trabajo decente en el sector público y privado.

El fortalecimiento de los marcos regulatorios y leyes que impulsan la conciliación y distribución las responsabilidades familiares entre hombre y mujer, promoviendo  políticas y servicios sensibles a la familia.

En el campo educativo asegurar que las adolescentes, madres jóvenes, así como madres solteras, puedan reanudar y finalizar su educación.

El reconocimiento del significado social de la maternidad y la paternidad, así como el rol de los padres en la crianza de los hijos.

Medir el valor del trabajo doméstico no remunerado y de cuidados para calcular su contribución a la economía nacional.

Promover la incorporación y reincorporación en el mercado laboral de las mujeres, especialmente a través de la eliminación de las barreras estructurales que enfrentan las mujeres jóvenes en su transición del estudio al empleo, así como los abordar los retos a los que se enfrentan las mujeres que vuelven de una pausa profesional relacionada con el cuidado de los hijos.

En definitiva, casi dos semanas de gran intensidad y de destacados frutos en nuestro camino de promoción de la verdadera identidad femenina.

Nota: el manifiesto de Women of the World “por un cambio social y productivo en femenino” aun puede firmarse en este enlace http://action.womenworldplatform.com/es/actua/httpwwwwomenworldplatformcomesnoticias63lideres-sociales-y-politicos-del-mundo-a-favor-de-un-cambio-en-el-mercado-laboral-pro-mujer