Ha suscitado gran expectación el debate que mañana 28 de junio, a las 12 h., sostendrán en la Universidad Católica de Ávila (UCAV) el Cardenal Antonio Cañizares, Presidente de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y José Luis Rodríguez Zapatero, ex-presidente del Gobierno de España. El tema: «El humanismo en el siglo XXI».

Precisamente hoy el diario La Razón, patrocinador de la II Escuela de Verano de la UCAV en la que se inserta dicho debate, publica una importante Tribuna del Cardenal Cañizares que lleva por título «La Revolución Cultural». El Cardenal sostiene que «desde hace décadas estamos asistiendo en todo Occidente a una profunda transformación en la manera de pensar, de sentir y de actuar. Se ha producido, y pretendido consolidar una verdadera «revolución» que se asienta en una manera de entender el hombre y el mundo, así como su realización y desarrollo, en la que Dios no cuenta; por tanto, al margen de Él. El olvido de Dios o el relegarlo a la esfera de lo privado es  –afirma– el acontecimiento y «fenómeno» fundamental de estos tiempos; no hay otro más hondo y significativo que se le pueda comparar por la radicalidad de sus consecuencias».

En esta revolución, argumenta,  «hay una concepción del hombre, que se entiende absolutamente autónomo e independiente, «dueño» de sí y creador, en la que Dios no cuenta, ni puede, ni debería contar, pues nos quitaría nuestra libertad, nuestro espacio vital. Quienes profesan esta mentalidad y tratan de imponerla piensan que hay que apartar a Dios, echarlo fuera del espacio público o de la vida pública o de la edificación de nuestro mundo; y así, tener espacio para ellos mismos. (…) Pero el que paga todo esto es el hombre, que se quiebra y disuelve en su humanidad más propia».

Pero frente a esta revolución cultural  –concluye el Cardenal Cañizares–, expresada en el predominio del laicismo y el relativismo, «hay otra gran «revolución cultural», que es la que cambia y transfigura el mundo: la revolución de la verdad que se realiza en el amor, la «revolución de Dios», en feliz expresión del Papa Benedicto XVI ante miles y miles de jóvenes en Colonia».

Leer el texto completo de la Tribuna «La Revolución Cultural» del Cardenal Antonio Cañizares (La Razón, 27/06/2012).