Profesores de la Comunidad de Madrid denuncian la intromisión ideológica

Madrid, 1 de julio de 2014. Profesores de centros públicos madrileños han denunciado que ayer recibieron un correo del sindicato Comisiones Obreras instándoles a participar en las actividades, concentraciones y manifestaciones que se celebren a lo largo de la semana con motivo del Orgullo LGTBQI.

La información ha llegado ayer a los docentes por correo electrónico y forma parte de una campaña del sindicato para llamar a los trabajadores de la enseñanza a conseguir un espacio educativo para la diversidad sexual y de género proporcionándoles materiales (unidades didácticas), enlaces webs y otros documentos.

Textualmente, Comisiones Obreras «hace un llamamiento a participar en la celebración del Día del Orgullo y anima a toda la comunidad escolar y, especialmente, «al profesorado, a superar, con su práctica educativa, las deficiencias de una legislación irrespetuosa con la diversidad y a conseguir un espacio educativo para la diversidad sexual y genérica, trabajando por la tolerancia, los derechos humanos, la integración social, el respeto a las diferencias individuales y el trato igualitario entre los sexos, erradicando la discriminación hacia personas con otras formas de canalizar sus afectos, su sexualidad, su orientación sexual y su identidad de género».

Alicia Rubio, portavoz de Libres para Educar, una iniciativa de Profesionales por la Ética, valora esta iniciativa de Comisiones Obreras en los siguientes términos:

  1.  El respeto a la dignidad de las personas de cualquier condición no justifica la introducción en las aulas de una forma de adoctrinamiento como la ideología de los grupos y lobbies homosexuales.
  2. El derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales y religiosas está amparado por la legislación internacional, la Constitución Española y la jurisprudencia del Tribunal Supremo.
  3. La mayoría de los padres no quieren que se induzca a sus hijos al comportamiento homosexual y estas campañas tienen ese propósito.

«Se promueve la ideología de un grupo minoritario con nuestros impuestos y en perjuicio de los menores», afirma Rubio. La portavoz de Libres para Educar invita a los padres a oponerse a que sus hijos sean adoctrinados (sin su permiso) en educación afectivo-sexual de carácter ideológico.  Rubio ha anunciado que pondrá en conocimiento de la Consejería de Educación esta campaña para recordar a la Administración madrileña que las aulas no son espacios para adoctrinar a los menores.

Se adjunta imagen con fragmento del manifiesto de Comisiones Obreras llamando a introducir la diversidad sexual en las aulas.