La campaña Haz volar la libertad de educación nació a finales del año 2009 con el propósito de ampliar el núcleo de la «batalla de Educación para la Ciudadanía»  -la lucha cívica por el respeto de la libertad de conciencia en los colegios y los derechos de los padres-  a la problemática de la educación sexual escolar.

El detonante de esta iniciativa, que respondía a inquietudes previas de los padres por la multiplicación más o menos «descontrolada» en los centros escolares de los «talleres de educación afectivo-sexual», fue el texto del entonces Proyecto de Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo (la que luego se conocería como Ley Aído o Ley del Aborto libre) que, además de consagrar el aborto como un falso «derecho» de la mujer y de introducir un sistema de plazos en su regulación, incorporaba un capítulo específico de Medidas en el ámbito educativo.

En concreto, los artículos 9 y 10 del Proyecto de Ley establecían para el sistema educativo obligatorio un enfoque reduccionista de la sexualidad humana, basado en la ideología de género y la obsesión anticonceptiva y abortista. Las declaraciones públicas de los responsables del Ministerio de Sanidad respecto a cómo pretendían articular esta nueva agresión totalitaria a los derechos de los padres y a la identidad de las escuelas con ideario propio, no eran precisamente tranquilizadoras. Y, por si la amenaza no fuera suficiente, pronto se conocería también el borrador del documento Estrategia  Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, elaborado asimismo por el Ministerio de Sanidad, que explicitaba, con un planteamiento muy radical, las bases ideológicas sobre las que debía sustentarse esta nueva vuelta de tuerca a la reingeniería social de Zapatero.

El análisis detallado del contenido y las implicaciones del capítulo educativo de la nueva Ley del Aborto había sido reflejado por el Área de Estudios de Profesionales por la Ética en el informe La educación sexual que viene. El capítulo educativo en el Proyecto de Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, hecho público el 16 de noviembre de 2009.

El Manifiesto por la Libertad de Educación

La campaña Haz volar la libertad de educación -para la que elegimos el icono de una cometa roja-  nacía en el contexto de unos padres de familia ampliamente vertebrados a través de las plataformas y era clave que fueran también ellos los protagonistas de este nuevo impulso por su derecho fundamental a la la libre educación de sus hijos. Por este motivo, se tomó la decisión de que la primera acción pública de carácter general de la campaña  -el Manifiesto por la Libertad de Educación. El derecho de los padres a decidir la educación sexual de sus hijos–  fuera promovida, a nivel nacional, por España Educa en Libertad (ESEL), una iniciativa nacida en el año 2009 bajo el impulso y apoyo de los principales representantes de las plataformas locales y de nuestra propia asociación con el objetivo de que aquellas pudiesen expresarse, cuando las circunstancias lo aconsejasen, con una voz única.

El mencionado Manifiesto consiguió el apoyo de un total de 132 asociaciones y plataformas de padres y de miles de personas a título particular. Fue presentado públicamente el 20 de enero de 2010 de forma paralela en diferentes ciudades españolas, lo que, conseguido con no poco esfuerzo, representó un considerable éxito de comunicación para las plataformas y otras asociaciones. Profesionales por la Ética por su parte participó directamente en la rueda de prensa celebrada en Madrid junto con representantes de ESEL, las plataformas de Madrid y otras asociaciones adheridas al Manifiesto. El texto fue también enviado a las autoridades públicas y representantes políticos, tal y como puede apreciarse en la imagen que acompaña el presente capítulo de la crónica de nuestro 20 Aniversario.

Materiales de difusión

Otra de las líneas clave de la nueva campaña fue la elaboración de materiales informativos y de diferentes soportes que trasladasen sus mensajes centrales. Especial mención merecen el tríptico divulgativo ¿Quién educa a nuestros hijos? y el folleto informativo La educación sexual que el Gobierno quiere dar a tus hijos. En éste se explican de manera sencilla las claves del capítulo educativo de la nueva Ley del Aborto y por qué el Estado no puede imponer una determinada moral sexual a los ciudadanos. El folleto incluye también las vías prácticas que tienen los padres y los centros educativos para oponerse a esta intromisión estatal en las familias y en las conciencias.

Para apoyar y difundir la campaña se produjeron también un vídeo promocional, presentaciones-tipo para charlas informativas, pegatinas, carteles y chapas de propaganda, cometas de fieltro para la solapa, pancartas para actos públicos… Como de costumbre, todos estos materiales se ofrecían a padres y plataformas de manera gratuita y desinteresada.

Otra línea importante de esta campaña fue la elaboración y difusión, conjuntamente con las plataformas de padres, de un modelo de escrito de Solicitud de información previa y consentimiento expreso, por el que se facilita a los padres que puedan conocer y controlar, como es su derecho, las actividades de los centros escolares que afecten a sus hijos y cuyos contenidos reflejen «tomas de posición sobre problemas sobre los que no existe un consenso generalizado en la sociedad española», tal como mencionaban las sentencias del Tribunal Supremo de 2009 sobre la controversia de EpC.

La acción internacional de apoyo a los padres de Alemania

Dentro de la misma línea de trabajo, en marzo de 2011 Profesionales por la Ética lanzó, con otras 44 asociaciones de los 5 continentes, la acción internacional de apoyo a los padres de Westfalia (Alemania) perseguidos por su negativa a la participación de sus hijos en los programas estatales obligatorios de educación sexual. La acción consiguió un amplio apoyo y fue bien acogida en determinados medios de comunicación.

Otras acciones significativas de la campaña Haz volar la libertad de educación, fueron la denuncia el 12 de mayo de 2011 de los materiales de educación sexual Forma Joven de la Junta de Andalucía, y la entrega, a partir del 17 de octubre de 2011, de 15.000 ejemplares del  documento Ideas clave sobre educación sexual en los centros escolares. Consideraciones científicas y éticas, elaborado por el Área de Medicina de nuestra asociación. Este estudio ha tenido también una amplia difusión a través de internet.

Finalmente, debe mencionarse  -junto con otras acciones puntuales de denuncia a través de los medios de comunicación- la petición formal el 17 de noviembre de 2011 a la Fiscalía General del Estado del inicio de actuaciones contra el entonces Presidente del Gobierno y el Ministro de Educación por corrupción de menores en la difusión oficial de los materiales on-line de educación sexual Sexpresan. La petición contó con el apoyo nominativo de 200 familias tras una alerta promovida por la asociación Cruz de San Andrés.

Al día de hoy y cuando en España se debate precisamente la reforma de la Ley del Aborto de 2010, Haz volar la libertad de educación sigue siendo una de las áreas prioritarias de trabajo de Profesionales por la Ética