Es evidente que en la campaña a favor de la objeción de conciencia frente a Educación para la Ciudadanía (EpC) los medios de comunicación jugaron un papel esencial. Ellos fueron los altavoces de una iniciativa que fue calificada por los medios gubernamentales de la época como «feroz».

Sería injusto dejar de reconocer el papel desempeñado por tres medios en particular: el diario La Razón, la agencia Europa Press, ABC de Sevilla y los semanarios Alfa y Omega y Alba.  Naturalmente, el diario El Mundo, la agencia Efe y Telemadrid también otorgaron un importante protagonismo a los padres objetores y al carácter adoctrinador de EpC. Más tarde se incorporaron a la campaña La Gaceta e Intereconomía TV. La cadena COPE difundió cuñas publicitarias a favor de la objeción y fue imprescindible, especialmente en programas como La Linterna y La Estrella Polar. Libertad Digital TV y web se emplearon también a fondo, conscientes de que EpC era una agresión a las libertades ciudadanas.

El ritmo del Gabinete de Prensa que en Profesionales por la Ética dirigía la comunicación estratégica de la campaña y la llevaba a cabo no se dio ni un día de tregua en dos años (2008-2010). Se enviaba una nota de prensa semanal y, en ocasiones, diaria. Incluyendo el mes de julio y bajando ligeramente el ritmo en agosto. Las ruedas de prensa eran mensuales, con asistencia de entre 12 y 20 medios.

Y por supuesto, había que preparar contenidos básicos de notas de prensa de Profesionales por la Ética y de cientos de plataformas a los que dimos asesoramiento y cobertura mediática. Había que diseñar la estrategia, el siguiente impacto mediático, los datos detallados sobre el número de objeciones, los casos de acoso a los objetores, los ataques gubernamentales, la denuncia de contenidos y materiales de la asignatura …

La dimensión humana  del trabajo de prensa era la preparación de portavoces, padres y madres que hasta entonces no habían tenido el menor contacto con los medios de comunicación. Había que trabajar argumentarios, cosas que no había que decir, enfoques, respuestas a preguntas …  Y traducir a la opinión pública la pasión y la sensibilidad de un nutrido grupo de ciudadanos que no estaban dispuestos a dar ni un paso atrás en la defensa de sus derechos y los de sus hijos. A todos ellos, nuestro homenaje y reconocimiento. La nutrida hemeroteca de esta batalla (dos gruesos archivadores repletos de noticias) constituye un testimonio difícil de alterar o manipular. Ellos (padres e hijos) cambiaron la historia e hicieron frente al totalitarismo de Estado e ideológico. Y David volvió a vencer a Goliath.