Para comprender cabalmente el significado y el alcance del movimiento de los padres objetores a Educación para la Ciudadanía (EpC) es indispensable hacer referencia también a su vertiente comunitaria.  No se trató solamente, en efecto, de una amplia defensa individualizada del derecho a la libre educación moral de los hijos o de una eficaz movilización cívica para conseguir unos objetivos generales concernientes a las políticas educativas, sino que tuvo también una fundamental dimensión solidaria, en el sentido más genuino de la palabra.

Fue éste el lado más humano y humanizador del movimiento objetor. Los padres objetores compartieron prácticamente desde el primer momento, a partir de la comunión en los principios y los objetivos, un profundo sentimiento de hermandad, de recíproca y gratuita pertenencia. En definitiva, una extraordinaria amistad en los ideales que, al margen de cualquier cálculo o eficacia estratégica u organizativa,  vivificó este impulso por la libertad de educación y nos proporcionó a todos unas energías insospechadas para enfrentarnos, como un verdadero ejército de davides, al poderosísimo Goliat del estatismo y el relativismo ético.

Es quizá ésta la faceta de la “batalla de Educación para la Ciudadanía” cuya narración puede resultar más difícil, pero eso no la hace ni menos real ni menos esencial. Y es que se construyó a través de multitud de encuentros concretos de personas concretas, de gestos y detalles, de celebraciones, de alegrías y contratiempos, de un derroche sencillo de generosidad y magnanimidad, de silenciosos sacrificios y renuncias personales… y, por encima de todo, de la confianza compartida en que la fuerza del Espíritu de Dios estaba muy presente en toda aquella aparente debilidad humana.

Para hacerse una idea de lo que decimos recomendamos leer el capítulo IV del libro ¡Ni un paso atrás! La batalla de los padres frente a Educación para la Ciudadanía, pero tal vez el lado más visible  -aunque no el más importante-  de esa solidaridad fueron los encuentros de objetores, celebrados entre 16 de febrero de 2008, en que se realizó el I Encuentro Nacional, y el 28 de noviembre de 2009, fecha del Encuentro de Objetores de Castilla y León. Fueron un total de doce encuentros, tres de los cuales fueron nacionales y el resto de ámbito territorial más reducido. En unos casos estuvieron organizados directamente por Profesionales por la Ética y en otros simplemente contaron con nuestra colaboración o se celebraron con absoluta independencia por parte de las plataformas de padres u otras asociaciones.

I Encuentro Nacional de Objetores

El I Encuentro Nacional y el que marcaría el tono y el formato del resto de estos eventos  -aunque cada uno tuviera después su estilo propio-  fue organizado, como ya se ha mencionado, el 16 de febrero de 2008 por Profesionales por la Ética en el Colegio Monte Tabor de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Su lema fue Sin miedo y fue precedido el día anterior por una rueda de prensa de presentación a los medios en la que participaron, mostrando su apoyo a los padres españoles, Inger Enkvist (Catedrática de la Universidad de Lund, Suecia, y experta en sistemas educativos) y el húngaro Laszlo Marki, Vicepresidente de la Asociación Europea de Familias Numerosas. Intervinieron también representantes de nuestra asociación y el Presidente de la APA del Colegio anfitrión, José Manuel García-Hervás

En el Encuentro, en cuya inauguración intervinieron el periodista César Vidal y Carlos Cremades (Presidente de la Fundación Tiempos Más Nuevos), participaron medio millar de padres objetores y cerca de 60 entidades, entre asociaciones y plataformas de padres. Se celebró también en paralelo un “Miniencuentro” con actividades para los niños. El centro del programa lo constituyeron los tiempos para testimonios de los representantes de las plataformas y la emotiva entrega de los Premios Libertad 2007-2008. La gran novedad estuvo, sin embargo, en que fue la primera oportunidad en la que muchos padres que ya interactuaban intensamente a través de internet podían reconocerse e intercambiar vivencias y anhelos, tal y como quisieron reflejar el vídeo y la canción Ni un paso atrás, presentados también a lo largo de la inolvidable jornada.

Cádiz, Cataluña, Alicante, Cantabria, Toledo…

El éxito del I Encuentro Nacional animó a algunas plataformas de padres a organizar a lo largo de 2008 sus propios encuentros territoriales, que en todos los casos tuvieron una magnífica respuesta. Fue el caso de Cádiz (11 de octubre de 2008), Cataluña (18 de octubre de 2008), Alicante (8 de noviembre de 2008), Cantabria (22 de noviembre de 2008), Toledo (28 de noviembre de 2008) y Murcia (14 de diciembre de 2008).

De los encuentros mencionados, solamente el de de Cataluña, celebrado con gran éxito en el Colegio Loreto Abat Oliba CEU de Barcelona, fue directamente organizado por Profesionales por la Ética en colaboración con la Plataforma de Padres y Madres Objetores de Cataluña. La inauguración estuvo a cargo de Lluís Seguí, Director del Colegio, y de Ramón Novella, Presidente de Profesionales por la Ética de Cataluña, y además de los testimonios de portavoces de las plataformas de padres, intervinieron, junto a dirigentes de nuestra asociación, Josep Miró (Presidente de e-cristians),  Diego Barroso (Presidente de EPA, Asociación de Padres Europeos) y Jorge Buxadé (Presidente del Foro Catalán de la Familia).

También ese mismo año los alumnos objetores, a través de las asociaciones MAJO (Movimiento Andaluz de Jóvenes por la Objeción) y Mójate.es, convocaron su propio Encuentro de Jóvenes. Se celebró el 11 de octubre de 2008 en el Colegio Monte Tabor de Pozuelo de Alarcón.

II Encuentro Nacional de Objetores

La segunda convocatoria de un gran Encuentro Nacional de padres objetores llegó en plena tormenta de las sentencias del Tribunal Supremo. La organización estuvo nuevemente a cargo de nuestra asociación, celebrándose el 28 de febrero de 2009 en la Universidad Francisco de Vitoria de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Colaboró también en la organización del evento la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE). Bajo el lema Cuestión de Libertad, el evento representó la convergencia de muchos esfuerzos previos y una lanzadera para orientar el futuro en un momento particularmente crucial.

En un ambiente de comunión y fiesta y con la asistencia de más de mil personas de toda España, el Encuentro fue inaugurado por Clemente López, Vicerrector de la UFV, y el Presidente de Profesionales por la Ética. Saludaron después a los asistentes María Rosa de la Cierva (Consejo Escolar del Estado), Isabel Bazo (CECE), Benigno Blanco (FEF), Luis Carbonel (CONCAPA), Alfredo Dagnino (CEU) e Ignacio Arsuaga (HazteOir).

Tras diferentes ponencias de análisis y proyección del movimiento, se celebró una rueda de prensa con los medios y una actividad familiar, abriéndose a continuación el turno de los testimonios de un buen número de padres objetores y de  representantes de las plataformas. Un espacio que arrancó con el homenaje a tres objetores muy queridos, fallecidos en el último año: Lourdes Gil-Cepeda, Julio Gómez-Pastrana y Ana María Sanchis. El acto final del Encuentro fue, como en la edición anterior, la entrega de los Premios Libertad 2008-2009.

El despliegue de prensa para este II Encuentro fue muy potente. Y sería precisamente una reportera de RTVE la que protagonizaría una de las anécdotas más originales del evento: sus sorprendentes artes para conseguir una declaración en el sentido de que los padres abandonaban la objeción de conciencia trascendieron más allá del Encuentro y acabarían en una denuncia ante el Consejo de RTVE.

Valencia, Alicante y Castilla y León

Ya se ha expuesto en el anterior capítulo de esta historia del 20 Aniversario la complejidad de la situación a la que se enfrentó el movimiento objetor desde la celebración del II Encuentro Nacional. A las plataformas de las comunidades de la Comunidad Valenciana y de Castilla y León correspondió entonces un liderazgo que tuvo también su reflejo en la celebración de nuevos encuentros de objetores a lo largo del 2009, en los que demostraron su poder de convocatoria y capacidad de organización. Nos referimos en concreto a los encuentros de Valencia (Universidad Cardenal Herrera CEU, 28 de marzo de 2009), II de Alicante (Colegio Jesús María, 3 de octubre de 2009) y Castilla y León (Villagarcía de Campos, Valladolid, 28 de noviembre de 2009).