Durante los días 8 a 12 de abril de 2002, Naciones Unidas celebró en Madrid la Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento bajo el lema «Una sociedad para todas las edades». Debe señalarse que la representación de la Unión Europea correspondió a España, al ejercer nuestra nación la presidencia de la Comisión Europea durante ese semestre.

Dicha Asamblea vino precedida del lanzamiento en agosto de 2001 del borrador del documento Estrategia Internacional para la Acción Envejecimiento 2002, para cuyo estudio Profesionales por la Ética decidió crear un equipo interdisciplinar. Dicho equipo concluyó su trabajo en diciembre del mismo año con la elaboración de un documento formal de aportaciones al mencionado borrador, presentado oficialmente por nuestra entidad, en su condición de ONG de ámbito estatal, ante la secretaría de la referida Asamblea de  Naciones Unidas.

En síntesis, las aportaciones fueron las siguientes:

  1. En primer lugar, el borrador hablaba de conceptos como “persona mayor” , “bienestar”, “calidad de vida” pero no los definía. Nuestra asociación propuso estas definiciones:
  • Persona mayor es cualquiera de avanzada edad que es sujeto de dignidad y de derechos fundamentales independientemente de sus capacidades físicas y mentales.
  • Bienestar es el estado en el que el ser humano goza de una situación física y mental  aceptable en función de su edad y salud.
  • Calidad de vida son las condiciones que hacen digna la  existencia de una persona  y afecta a la situación económica, salud, vivienda y entorno afectivo (*).
  1. En segundo lugar, el documento hablaba de propuestas, políticas en principio aceptables por todos. Pero partía de algunos supuestos que son discutibles: la persona mayor como persona activa, participativa, capaz de aportar, etc. En ese sentido, en algún apartado de este borrador se llegaba a citar, de forma más o menos encubierta, el “derecho a una muerte digna”, eufemismo de la eutanasia. Por ello , en diferentes capítulos del documento se propusieron adiciones como las siguientes:
  • Cuando las personas mayores no pueden ejercer sus destrezas ni pueden integrarse en la sociedad por razón de edad o enfermedad física y mental también es imprescindible su cuidado y asistencia por ser sujetos de una dignidad inalienable e independiente de sus capacidades.
  • Se garantizará a las personas de todos los lugares su derecho a envejecer con dignidad y a que continúen participando en sus sociedades como ciudadanos de pleno derecho. En el caso de que no puedan participar con plenitud debido a sus condiciones físicas o psíquicas, se les garantizará igualmente su dignidad y derechos fundamentales.
  • Se garantizará el derecho a la vida  y la asistencia a las personas mayores hasta su muerte natural, proporcionándoles los cuidados necesarios independientemente de sus condiciones físicas y mentales.
  • Se apoyará a las familias y al voluntariado especialmente dedicado al cuidado de personas mayores que estén incapacitadas parcial o totalmente en razón de su edad o por enfermedad. Es necesario que los sistemas de protección social actúen con criterios humanistas y solidarios superando una visión exclusivamente economicista y de eficiencia.
  • Se garantizará la vida y unas condiciones dignas a las personas mayores que no puedan desarrollar ninguna actividad. Es imprescindible, también en estas zonas (rurales), garantizar la asistencia a las personas mayores y favorecer un entorno afectivo y social que contribuya a su bienestar.
  • Se favorecerá el apoyo a las familias para que puedan proporcionar asistencia material y un entorno afectivo a las personas mayores, en especial en el caso de las familias monoparentales.
  • Se garantizará la asistencia sanitaria a los mayores que  carezcan de salud, con objeto de dotarle de la mejor calidad de vida posible hasta su muerte natural.

También con ocasión de esta II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento, Profesionales por la Ética lanzó un comunicado titulado «Atención a los mayores» y dirigido a todos sus asociados y amigos por el que se animaba a incorporar en la página web del Foro de ONG’S (paralelo a la Asamblea) propuestas y mensajes en defensa de los mayores y sus derechos. Profesionales por la Ética participó después activamente en dicho Foro de ONG’s durante la celebración de la Asamblea.

(*) En la actualidad esta definición requeriría ser revisada.